7 de diciembre de 2009

El viajero en tren ya puede exigir compensación por retrasos y cancelaciones

El viajero en tren ya puede exigir compensación por retrasos y cancelaciones
Entra en vigor la norma que equipara el usuario del transporte ferroviario al del avión

Desde el pasado jueves, los europeos que viajan en tren podrán exigir compensaciones por el retraso o cancelación de su viaje y por la pérdida de maletas, al entrar en vigor una nueva normativa que equipara los derechos de estos pasajeros a los de avión y refuerza la protección de los usuarios con discapacidad o problemas de movilidad.

Entre las novedades, los pasajeros podrán reclamar la devolución de entre un 25 y un 50% del billete por retrasos superiores a una hora en la salida de su tren. También tendrán derecho a recibir 1.285 euros por maleta dañada o extraviada y se fijan indemnizaciones de al menos 21.000 euros en caso de fallecimiento.

Hasta la fecha, sólo en Alemania ha entrado ya en vigor la normativa europea, aunque hay otros como Países Bajos y Suecia que han sido “buenos alumnos”. España ha solicitado derogaciones para la aplicación del reglamento tanto en la red nacional como en la urbana, suburbana y regional, señalaron fuentes comunitarias.

Al respecto, el vicepresidente de la Comisión Europea y comisario de Transportes, Antonio Tajani, celebró este “primer paso” tras unas “negociaciones difíciles” con la Eurocámara y los Veintisiete para sacar adelante un nuevo reglamento que “refuerza los derechos” de “todos” los pasajeros del transporte ferroviario en la UE.

Mejorar la normativa en el futuro
No obstante, admitió en rueda de prensa que se trata de un texto “bastante suave” que permite a los gobiernos aplicarlo “parcialmente”, ya que prevé exenciones para los servicios que se ofrecen en la red nacional y la red urbana, suburbana y regional. “Podremos mejorar el reglamento en el futuro”, confió.

Además de las compensaciones e indemnizaciones previstas por el reglamento, las compañías ferroviarias y los gestores de las estaciones deben garantizar la seguridad de los pasajeros tanto en la propia estación como en el tren.

También se mejora el sistema de información de los pasajeros y se crea un sistema de certificación común para que los maquinistas tengan un único carné de conducir válido en todo el territorio comunitario.

Las personas con discapacidad o movilidad reducida también verán sus derechos reforzados, ya que las nuevas normas exigen que se garantice la “libre circulación, la libertad de elección y la no discriminación” de estos viajeros, para que “cualquiera viaje cómo, cuándo y dónde quiera”, destacó Tajani.

Cerca de 8.000 millones de personas viajan en tren cada año dentro de la UE, según datos del Ejecutivo comunitario.

Fuente: Agentravel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Vall d´Uixó acogerá Cuevatur 2018 y el II Congreso Iberoamericano sobre cuevas turísticas

Bajo el lema Cuevas: la flecha del tiempo, de la prehistoria a la actualidad, se celebrará en La Vall d'Uixó el VII Congreso Nacional ...