29 de marzo de 2010

Cuba podría recibir un millón de turistas de Estados Unidos si Washington levanta restricciones de viajes

Cuba tiene capacidad y calidad hotelera suficientes para recibir a cerca de un millón de turistas anuales desde Estados Unidos (adicionales a los más de dos millones que recibe actualmente de otros países) si la Casa Blanca levanta las vigentes restricciones para viajar a la isla caribeña, afirmó el ministro de Turismo Manuel Marrero durante una reunión con empresarios norteamericanos en Cancún.

"Tenemos garantizado lo que se necesita para operar con calidad y nuestro plan de inversiones continúa elevándose para elevar el confort", con 50.000 habitaciones que dan a Cuba la capacidad para enfrentar un mayor flujo de visitantes, explicó Marrero durante la reunión de dos días entre autoridades cubanas y empresarios estadounidenses del sector turístico, concluida el viernes en el conocido centro turístico del Caribe mexicano.

Cuba recibió en 2009 cerca de 2,5 millones de turistas provenientes de Canadá, Europa y Asia, y se espera que hasta un millón de estadounidenses llegue al país del Caribe en caso de que se elimine la prohibición de Washington a sus ciudadanos de viajar a ese país, indicó Marrero.

El presidente Barack Obama levantó el año pasado las restricciones implantadas por la administración Bush para permitir que cubanos residentes en Estados Unidos puedan viajar más frecuentemente a Cuba, pero se mantienen las restricciones sobre los ciudadanos estadounidenses.

Unos 296.000 cubanos visitaron la isla en 2009, principalmente los que viven en territorio estadounidense. Entretanto, pese a la prohibición, unos 50.000 estadounidenses viajaron a Cuba ese mismo año, muchos de ellos a través de terceros países como México, según cifras de los organizadores del evento.

"Cuba no prohíbe a los ciudadanos de ninguna parte visitar nuestro país", enfatizó Marrero en la reunión con los empresarios.

El ministro cubano dijo que un "levantamiento de restricciones beneficiará los intereses y a los ciudadanos de Estados Unidos". El Congreso discute actualmente en Washington una iniciativa que eliminaría totalmente las restricciones para viajar a la isla caribeña, impulsada por el senador demócrata Byron Dorgan, activo partidario de la libertad de viaje a Cuba.

No hay limitantes para que cadenas hoteleras extranjeras, incluidas las de Estados Unidos, puedan administrar un hotel en Cuba, dijo Marrero. Las firmas estadunidenses no pueden comerciar con la isla, pero la situación puede cambiar para las turísticas si el Congreso aprueba la libertad de viaje para sus ciudadanos, aunque persista el bloqueo económico.

Analistas consideran que los viajes de estadunidenses a Cuba generarían una demanda en cascada de vuelos regulares, servicios bancarios y telefónicos y uso del dólar, y tendrían otros impactos como el gasto personal de los visitantes.

Esta es la segunda vez en siete años que se realiza un encuentro como este, organizado por la consultora de negocios Alamar, al que asistieron cerca de medio centenar de operadores turísticos estadunidenses, que ya trabajan o se interesan en el mercado cubano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

El Gay Pride de Tel Aviv reune a 250.000 personas

El Orgullo Gay de Tel Aviv reunió alrededor de 250.000 personas en sus calles consolidándose un año más como el más multitudinario de Orie...