9 de diciembre de 2010

Turismo ecológico en Tierra roja

Disfrute de unos maravillosos días de ocio en Marrakech, el “city break” perfecto para los amantes de la naturaleza, el deporte y la aventura.

RedM By Marrakech le invita a conocer una nueva faceta de Marrakech. Una ciudad que ha sabido preservar sus tradiciones, con un patrimonio cultural y arquitectónico que la convierte en uno de los principales destinos del turismo internacional; una ciudad tan cosmopolita y actual como cualquier gran metrópoli.

Marrakech y sus alrededores es una región ideal para los amantes de la naturaleza. ¡Si viaja en familia, en pareja o con amigos, podrá disfrutar todo el año de las opciones de turismo ecológico que le ofrece Marrakech!

Marrakech, situada entre el desierto y la montaña, con una región interior protegida absolutamente espectacular, es una tierra por descubrir, que ofrece un gran número de excursiones y de actividades al aire libre.

A una media hora del centro de la Ciudad Roja, podrá admirar el macizo más alto y legendario del Norte de África, el Toubkal que alberga una fauna y una flora ricas y variadas.
Esta zona, especialmente vinculada al senderismo, es asimismo un lugar único para practicar diversas actividades deportivas que le permitirán volver a lo natural: circuitos de golf, tirolinas y circuitos de aventura, rutas a caballo, parapente, esquí, excursiones y rutas a pie, en bicicleta de montaña, a caballo o en quad.

Todas estas actividades, lúdicas y apasionantes, relajantes y reparadoras, le permitirán conocer un destino que aúna naturaleza y aventura.


La Ciudad Roja, atenta a las necesidades del turismo actual, posee una región interior espectacular y genuina, que podrá descubrir a través de su selección de lugares 2010.

Descubra las rutas en montaña o las reservas naturales de la región interior: toda una promesa de momentos inolvidables.

Kasbah du Toubkal es el punto de partida de una serie de excursiones al corazón de parajes que le quitarán el aliento.

El lago Lalla Takerkoust
A 40 km de Marrakech, el lago Lalla Takerkoust constituye una refrescante escapada en la que podrá disfrutar de rutas a pie, en quad en car-cross.

Esquiar en Marrakech
Desde Navidades hasta Pascua, podrá disfrutar de la estación de esquí del Oukaimeden, a 75 km de la Ciudad Roja. La superficie esquiable se sitúa entre los 2.500 y los 3.000 metros de altitud, ofreciendo en verano magníficas rutas de senderismo.

Una gama de actividades inagotable

Los más bellos campos de golf del reino a los pies del Atlas…
Marrakech es la ciudad por excelencia del golf.
A tan sólo tres horas de vuelo de las grandes ciudades europeas, la Ciudad Roja se impone como cita imprescindible para los amantes de este deporte, con una oferta de doce circuitos previstos para 2012.

Rutas y excursiones:
·        Excursiones a lugares mágicos en bicicleta de montaña, por la Palmeraie o en la montaña;
·        Emociones fuertes garantizadas con el quad o el buggy;
·        Trekking;
·        Senderismo;
·        Equitación;
·       

Deportes extremos: coja un poco de altura para descubrir la región interior de otra manera:
·        Salto en paracaídas sobre el Atlas;
·        Parapente;
·        Paseo en globo;
·        Escalada sobre hielo;
·       


Del hotel de lujo en la montaña a la noche en una casa particular, de la acampada campestre al camping extremo… a cada cual su estilo de ecoturismo aventurero.

La Fundación Mohammed VI para la Protección del Medio Ambiente se dedica principalmente a promover la formación en el campo del desarrollo sostenible. Así pues, entre los proyectos que ya están en marcha, el programa Clef Verte es una certificación internacional cuyo objetivo consiste en incorporar el enfoque medioambiental en la gestión diaria de los establecimientos de alojamiento turístico disminuyendo su impacto en el medio ambiente, mediante, en particular, la reducción del consumo de agua, de energía y la separación de desechos. En Marruecos, dicha certificación está respaldada por la Oficina Nacional Marroquí de Turismo (ONMT) y el Ministerio de Turismo.

En este sentido, en la edición 2010, cuarenta establecimientos de alojamiento turístico han obtenido la certificación internacional de turismo ecológico “Clef Verte”.

La certificación ecológica “Clef Verte” se ha exportado en 2010 a dieciocho países miembros de la FEE, con 1.100 establecimientos certificados. La página www.green-key.org recoge todos los establecimientos certificados en todo el mundo.


Descanso, ocio y bienestar:

LA FERME BERÈBERE
En los alrededores de Marrakech, esta genuina granja, renovada respetando la más pura tradición, le recibirá en un ambiente acogedor y distendido. Cada cual hallará fácilmente su estilo vacacional propio: habitaciones dobles o familiares, suites tranquilas en el jardín, habitaciones en tienda bereber, spa, piscina, una cocina llena de sabor y numerosas actividades.
L’ORANGERAIE
El riad L’Orangeraie es una casa particular totalmente adaptada al entorno local, lo que la convierte en un lugar para alojarse genuino. Las siete habitaciones y suites, con colores y nombres de especias, idealmente ubicadas en pleno corazón de la medina de Marrakech, tienen vistas a uno de los dos patios… Del lado del jardín, disfrutará de las flores y las plantas aromáticas, mecido por el murmullo de la fuente y los pájaros. El lado del oasis le invitará a relajarse al borde de su piscina de mosaicos o sumido en los vapores de su baño árabe.
Desde la terraza, dominan los tesoros de Marrakech y se vislumbran a lo lejos las montañas nevadas del Atlas. 


Lodge ecológico en pleno desierto:

LA PAUSE
A treinta kilómetros de Marrakech, en lo que mayores llamaban “el desierto marraquechí”, enclavado en el corazón de las tierras áridas de los montes Agafay, La Pause es un oasis de frescor bordeado por un uadi, un lugar nómada, ajeno al tiempo, que le devolverá a lo más auténtico. Los amantes de los espacios abiertos sentirán un verdadero flechazo por este sitio.

TERRES D’AMANAR
A 35 minutos de Marrakech, la finca de Terres d’Amanar ofrece al viajero, amante de la naturaleza y la evasión, unas vistas espectaculares a los pueblos bereberes y a las cimas del Alto Atlas. Totalmente adaptado al medio, este lugar apuesta por una arquitectura sostenible: muros de adobe, ladrillos de tierra de la región para reducir el impacto del transporte, iluminación con velas, etc. El objetivo de Terres d’Amanar es fomentar la sencillez en los valores: rechazo del derroche y ahorro de energía, abastecimiento local y promoción de los productos de la tierra, organización del reciclaje, transmisión de los conocimientos y capacitación tanto en materia de hábitat tradicional (patios y terrazas), como de artesanía (hierro forjado, tejedurías, trabajo de la madera y el cuero).
Se han creado tres pueblos totalmente independientes, cada uno con su estilo vacacional y su alojamiento: tiendas, tiendas lodges o lodges (hostelería de gama alta), que favorecen los procedimientos de ventilación tradicional, de calefacción y de clima pasivo.
Y para los locos del deporte, Terres d’Amanar ofrece estupendas rutas de tirolinas, puentes colgantes, acropark y rutas en bicicleta de montaña. Los amantes de las emociones fuertes podrán enfrentarse al vacío y admirar los vertiginosos cañones forjados por la erosión.
Los más tranquilos podrán optar por los bolos bereberes, el tiro al arco, el polo subido a un asno, el yoga, la sofrología, una noche de astronomía o incluso una sesión de cetrería.
Ofrece asímismo a los incondicionales de la naturaleza, rutas de senderismo, en asno o a caballo, para buscar plantas aromáticas, pigmentarias o medicinales usadas en la farmacopea tradicional.



La elegancia campestre:

LES TERRES M’BARKA
Situado en la zona de Tamsloht, pueblo famoso por sus artesanos y especialmente por sus alfareros, Les Terres M’Barka se halla a 20 km al suroeste de Marrakech. La finca, que se inspira en gran medida en la arquitectura bereber y se organiza en torno a una callejuela como un pueblo tradicional, se adapta perfectamente a la topografía y al clima local.
Su programa de actividades ofrece excursiones a caballo para descubrir los amplios paisajes de la región interior al amanecer, un picnic en el acantilado frente al desierto de Marrakech, una visita a la granja tradicional y sus animales… Viaje en el tiempo para volver a lo esencial.

JNANE TIHIHIT
A 40 kilómetros de Marrakech, esta magnífica granja que ofrece alojamiento se halla cerca de la presa del lago Lalla Takerkoust. Ofrece un confort equivalente a un hotel de tres estrelles y es el punto de partida ideal para conocer el campo marroquí.

LE RELAIS DU LAC
Le Relais du Lac Marrakech se sitúa a 30 minutos en coche de Marrakech, a orillas del Lago Lalla Takerkoust, a los pies del Atlas. Se podrá hospedar en una tienda bereber fabricada de forma tradicional. Toda una ocasión para sentirse, durante una noche, un nómada del desierto. Una estancia inolvidable garantizada.

L’AUBERGE FLOUKA




A 30 km de Marrakech, frente al monte Toubkal y a orillas del lago Lalla Takerkoust, L’auberge Flouka aúna tranquilidad y confort. Se puede optar por habitaciones tradicionales o tiendas bajo una noche estrellada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Las mejores playas en la Costa Brava

La Costa Brava es una zona de costa española que va desde Blanes hasta la frontera con Francia, alrededor de 214 kilómetros de longitud. ...